BUSCANDO AL NECESITADO

Publicado en por HECTOR A. HUINAC CARDONA

012INTRODUCCION

El Señor en su grande amor, vino a buscar a aquellos que no le buscaban. No solamente vino a buscarlos y a encontrarlos y sanarlos sino también vino para darles vida eterna. Con esta actitud del Señor se cumple la palabra profética que dice: “E Isaías dice resueltamente: Fui hallado de los que no me buscaban;  Me manifesté a los que no preguntaban por mí” (Ro 10:20). La siguiente historia nos afirma esta palabra:

 

  1. HISTORIA BIBLICA

 

EL PARALITICO DEL ESTANQUE DE BETESDA

Jn 5:1  Después de estas cosas había una fiesta de los judíos,  y subió Jesús a Jerusalén.

Jn 5:2  Y hay en Jerusalén,  cerca de la puerta de las ovejas,  un estanque,  llamado en hebreo Betesda,  el cual tiene cinco pórticos.

Jn 5:3  En éstos yacía una multitud de enfermos,  ciegos,  cojos y paralíticos,  que esperaban el movimiento del agua.

Jn 5:4  Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque,  y agitaba el agua;  y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua,  quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.

Jn 5:5  Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo.

Jn 5:6  Cuando Jesús lo vio acostado,  y supo que llevaba ya mucho tiempo así,  le dijo: ¿Quieres ser sano?

Jn 5:7  Señor,  le respondió el enfermo,  no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua;  y entre tanto que yo voy,  otro desciende antes que yo.

Jn 5:8  Jesús le dijo: Levántate,  toma tu lecho,  y anda.

Jn 5:9  Y al instante aquel hombre fue sanado,  y tomó su lecho,  y anduvo.  Y era día de reposo aquel día.

Jn 5:10  Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado:  Es día de reposo;  no te es lícito llevar tu lecho.

Jn 5:11  Él les respondió: El que me sanó,  él mismo me dijo: Toma tu lecho y anda.

 

 

  1. OBSERVACIONES NECESARIAS

Hacer énfasis en lo siguiente:

  • Que una multitud de enfermos esperaba el movimiento del agua.
  • La multitud seguía ángeles, aunque Jesús ya estaba en Jerusalén.
  • Que el hombre llevaba mucho tiempo acostado y sin auxilio.
  • Jesús iba a la fiesta pero tuvo misericordia del paralítico.
  • El paralítico no conocía a Jesús.
  • El paralítico creyó a la palabra de Jesús y sanó.
  • Orar y dar gracias al Señor por acordarse de nosotros.
  • Orar por las personas que quedaron en casa y no conocen a Jesucristo como su salvador.
  • Comprometer a los niños a que busquen a sus amiguitos para hablarles de Jesús o para que entreguen una tarjetita con un mensaje bíblico.
  • Ministrar la alabanza:

 

EL MISMO VINO A SALVARME

El mismo vino a salvarme, oh Cristo///

El mismo vino a salvarme

El mismo vino a liberarme, oh Cristo///

El mismo vino a liberarme

El mismo viene a llevarme,  oh Cristo///

El mismo viene a llevarme

 

  1. DEL MATERIAL DIDACTICO

El maestro debe desarrollar los dones y la gracia que le dio el Señor para enseñar. El material didáctico lo inspirará el Espíritu Santo.  Si nos dejamos guiar por Dios sabremos cuando utilizar el material, y cuando no utilizar el material que se ha preparado.

 

  1. DE LA MANUALIDAD

Ante todas las cosas hay que recordar que se ha dado un culto al Señor juntamente con los niños. La manualidad es una opción nada más, porque la iglesia no es un taller de manualidades para ellos. Si se desea enseñar  asuntos de motricidad, se debe organizar un taller fuera del horario de culto al Señor.

 

  • Usar lo que  se considere necesario para pintar la gráfica que se le proporciona al niño.
  • Dar el dibujo que corresponde al niño, y el dibujo que corresponde a la niña.
  • El maestro también puede utilizar como base este dibujo para hacer un collage o hacer que el niño agregue más figuras.
  • Dejar que el niño utilice su creatividad, el maestro solo debe proporcionar los materiales necesarios y estimular al niño a hacer su tarea con gozo.
  • No comparar los trabajos hechos.
  • Luego recortar la tarjeta para que el niño la entregue a uno de sus amiguitos.

012

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post