DIOS EN EL MONTE SINAI

Publicado en por HECTOR A. HUINAC CARDONA

CITA BASE

Éxodo 19.16-25

 

INTRODUCCION

El Señor descendió a la tierra muchas veces, por ejemplo visitaba a Adán en el huerto por las tardes, visitó a Abram en su campamento; y a Israel lo visitó de muchas maneras. En esta oportunidad  se estudiará el descenso de Dios en el monte Sinaí. La historia es la siguiente:

 

HISTORIA BIBLICA

16 Al tercer día por la mañana hubo truenos y relámpagos y una nube espesa en el monte, mientras el toque de la trompeta crecía en intensidad, y el pueblo se echó a temblar en el campamento. 17 Moisés sacó al pueblo del campamento a recibir a Dios, y se quedaron firmes al pie de la montaña. 18 El monte Sinaí era todo una humareda, porque el Señor bajó a él con fuego; se alzaba el humo como de un horno, y toda la montaña temblaba. 19 El toque de la trompeta iba creciendo en intensidad mientras Moisés hablaba y Dios le respondía con el trueno. 20 El Señor bajó a la cumbre del monte Sinaí, y llamó a Moisés a la cumbre. Cuando éste subió, 21 el Señor le dijo: Baja al pueblo y mándales que no traspasen los límites para ver al Señor, porque morirían muchísimos. 22 Y a los sacerdotes que se han de acercar al Señor purifícalos, para que el Señor no arremeta contra ellos. 23 Moisés contestó al Señor: El pueblo no puede subir al monte Sinaí, pues tú mismo nos has mandado trazar un círculo que marque la montaña sagrada. 24 El Señor insistió: Anda, baja y después sube con Aarón; que el pueblo y los sacerdotes no traspasen el límite para subir a donde está el Señor, pues él arremetería contra ellos. 25 Entonces Moisés bajó al pueblo y se lo dijo (Biblia del Peregrino).

 

HACER ENFASIS

El maestro de la clase bíblica debe conocer este pasaje con todos sus detalles para enseñar en una forma más vívida.  Debe hacer énfasis en:

  • Que el deseo del Señor es estar con sus hijos.
  • El Señor visita a sus hijos y sus hijos deben estar preparados para recibirlo y atenderlo.
  • El ministro, como el apóstol es el primero al cual visita el Señor y le habla, luego lo hace con el pueblo.
  • El Señor visito en medio de fuego, pero hoy visita de muchas maneras.
  • Al Señor lo verán únicamente los que le aman y lo buscan.
  • Sin santidad nadie verá a Dios.

 

MEMORIZAR

He 3:7 Por lo cual, como dice el Espíritu Santo:

Si oyereis hoy su voz,

He 3:8 No endurezcáis vuestros corazones,

Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto,

He 3:9 Donde me tentaron vuestros padres; me probaron,

Y vieron mis obras cuarenta años.

He 3:10 A causa de lo cual me disgusté contra esa generación,

Y dije: Siempre andan vagando en su corazón,

Y no han conocido mis caminos.

He 3:11 Por tanto, juré en mi ira:

No entrarán en mi reposo.

 

MINISTRACION

Orar para que los niños:

  • Estén dispuestos a escuchar la voz del Señor.
  • Orar para que el oído del niño sea descontaminado.
  • Ministrar al niño y liberarlo del espíritu de indolencia que este atacándolo.
  • Despertar al niño para que siga en pos del Señor.

 

DINAMICA

Escuchando lo que nos rodea:

Mire a su alrededor y darse más o menos cuenta de lo que lo rodea. Contacte verdaderamente su alrededor y permita que cada cosa le hable de sí misma y de su relación con usted. Así mismo dice “Estoy desordenado y lleno de trabajo que tú tienes que hacer. Hasta que no me ordenes te irritaré e impediré que te concentres” Una escultura de madera dice: “Mira como puedo fluir aún cuando soy rígida. Detente a descubrir mi belleza” Tómese unos cinco minutos para permitir que las cosas de su medio ambiente le hablen. Atienda cuidadosamente los mensajes que obtiene de todo su alrededor. CONCLUIR el maestro debe enseñar que Dios nos habla de muchas maneras y debemos estar atentos para escucharlo y preparados para acercarnos a El.

 

 

0045.JPG

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post