EL FIN DE LOS DIAS DE MOISES

Publicado en por HECTOR A. HUINAC CARDONA

CITA BASE

Deuteronomio 34.1-12

 

INTRODUCCION

Moisés fue el profeta más grande del Antiguo Testamento, porque el profeta más grande de todos los tiempos es nuestro Señor Jesucristo. Pero la historia muestra el fin de Moisés y nos da mucha luz para entender que es mejor el final que el principio; es mejor morir bien que haber nacido bien. La historia dice que:

 

HISTORIA BIBLICA

1 Moisés subió al monte Nebo desde las llanuras de Moab, a la cumbre del monte Pisgá, que está diagonal a Jericó. El Señor le mostró toda la tierra: desde Galaad hasta Dan; 2 todo Neftalí; la tierra de Efraín y Manasés; toda la tierra de Judá hasta el mar occidental; 3 el Néguev* y la llanura que es el valle de Jericó, la ciudad de las palmeras, hasta Zoar. 4 Luego el Señor le dijo a Moisés: «Esta es la tierra que les prometí a Abraham, Isaac y Jacob. Yo dije: “Les daré esta tierra a tus descendientes”. Te he dejado verla con tus ojos, pero no cruzarás hasta allá». 5 Luego Moisés, el siervo del Señor, murió en la tierra de Moab como el Señor lo había dicho. 6 El Señor enterró a Moisés en un valle en la tierra de Moab cerca de Bet Peor, pero aun hoy en día nadie sabe exactamente dónde está la tumba de Moisés. 7 Moisés tenía ciento veinte años de edad cuando murió. Estaba tan fuerte como siempre y podía ver con claridad. 8 Los israelitas lloraron a Moisés durante treinta días en las llanuras de Moab, así cumplieron el tiempo de llanto y luto por Moisés. 9 Entonces Josué hijo de Nun se llenó de espíritu de sabiduría porque Moisés había puesto sus manos sobre él. Los israelitas lo escucharon a él e hicieron lo que el Señor le había mandado a Moisés. 10 Pero nunca hubo otro profeta en Israel como Moisés, con quien el Señor tratara cara a cara, 11 ni que hiciera todas las señales y los milagros que el Señor le mandó hacer a Moisés en Egipto contra el faraón, contra todos sus funcionarios y contra todo su país. 12 No hubo nadie con tanto poder como el que Moisés demostró en todos los hechos grandiosos e increíbles que hizo a la vista de todo Israel (Dt 34.1-12).

 

HACER ENFASIS

El maestro de la clase debe conocer bien toda la vida de Moisés para explicar este final de los días del profeta. Debe hacerse énfasis en:

  • Moisés fue llamado por el Señor.
  • Por una desobediencia se puede pagar muy caro.
  • Todo ministro es respaldado por Dios.
  • Cada uno de los ministros se les da una medida, y ninguno es igual a otro. Pueda ser que uno haga más milagros que el otro. Pero eso  no lo hace menos delante de Dios ni lo hace más grande delante de Señor.
  • Dios siempre espalda a su ministro, y las señales que les siguen son de acuerdo a las necesidades que se presenten.

 

MINISTRACION

  • Todos los niños deben orar por su pastor, por sus maestros de clase Bíblica, orar por los ancianos de la congregación y bendecirlos.
  • Mostrar a los niños que los  padres son ministros que Dios a puesto para ministrar sus vidas y su hogar.

 

PARA MEMORIZAR

Ro 13:1  Sométase toda persona a las autoridades superiores;  porque no hay autoridad sino de parte de Dios,  y las que hay,  por Dios han sido establecidas.

Ro 13:2  De modo que quien se opone a la autoridad,  a lo establecido por Dios resiste;  y los que resisten,  acarrean condenación para sí mismos.

Ro 13:3  Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien,  sino al malo.  ¿Quieres,  pues,  no temer la autoridad?  Haz lo bueno,  y tendrás alabanza de ella;

 

DINAMICA

INVESTIGANDO LO QUE NO SABEMOS

INSTRUCCIONES: Después de leer Deuteronomio 34-12, se pide a las personas que hagan preguntas breves sobre lo que no saben de el. Se forman subgrupos de 4 personas. En plenaria se van leyendo las preguntas y el subgrupo que la sepa responder la pide. Se da tiempo para que los subgrupos estudien las preguntas y preparen las respuestas, que debe ser clara y breve. Plenaria se escuchan las respuestas y aclaraciones.

 

 

 

 

 

0047.JPG

Comentar este post