EL PERDON

Publicado en por HECTOR A. HUINAC CARDONA

CITA BASE: Mateo 18:35

 

INTRODUCCION

En los días de nuestra vida encontraremos dificultades que superar y actos en los cuales nosotros ofenderemos a algunos; también más de alguna vez seremos ofendidos por personas que nos rodeen. Ante estas adversidades tenemos que presentar una conducta agradable a Dios; y entre esas conductas agradables a Dios está el perdón. Debemos perdonar a nuestros enemigos,  debemos perdonar a los que nos ofenden y a todo el que nos pida perdón. El Señor con la siguiente parábola nos enseña de la importancia del perdón:

 

HISTORIA BIBLICA

23 »Por eso el reino de los cielos se parece a un rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos. 24 Al comenzar a hacerlo, se le presentó uno que le debía miles y miles de monedas de oro. 25 Como éste no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él, a su esposa y a sus hijos, y todo lo que tenía, para así saldar la deuda. 26 El siervo se postró delante de él. “Ten paciencia conmigo —le rogó—, y te lo pagaré todo.” 27 El señor se compadeció de su siervo, le perdonó la deuda y lo dejó en libertad. 28 »Al salir, aquel siervo se encontró con uno de sus compañeros que le debía cien monedas de plata. Lo agarró por el cuello y comenzó a estrangularlo. “¡Págame lo que me debes!”, le exigió. 29 Su compañero se postró delante de él. “Ten paciencia conmigo —le rogó—, y te lo pagaré.” 30 Pero él se negó. Más bien fue y lo hizo meter en la cárcel hasta que pagara la deuda. 31 Cuando los demás siervos vieron lo ocurrido, se entristecieron mucho y fueron a contarle a su señor todo lo que había sucedido. 32 Entonces el señor mandó llamar al siervo. “¡Siervo malvado! —le increpó—. Te perdoné toda aquella deuda porque me lo suplicaste.  33 ¿No debías tú también haberte compadecido de tu compañero, así como yo me compadecí de ti?” 34 Y enojado, su señor lo entregó a los carceleros para que lo torturaran hasta que pagara todo lo que debía. 35 »Así también mi Padre celestial os tratará, a menos que cada uno perdone de corazón a su hermano (Mat 18:23-35 BAD).

 

HACER ENFASIS

Es necesario hacer énfasis en:

  • El Señor se compadece de los que le ruegan su perdón.0041.JPG
  • Que nosotros siempre le debemos mucho al Señor.
  • Siempre existirán personas que a uno le llegan a deber, ya sea dinero; otros respeto; otros respeto; otros ropa etc.
  • No es bueno pelear con los que nos deben,  así como el Señor no peleó contra nosotros porque le debíamos; así nosotros debemos tener paciencia con los que nos deben.
  • El malvado busca que lo perdonen, pero no perdona cuando tiene que perdonar (Versículo 32).
  • Si nosotros tratamos mal al que nos debe; el Señor también nos tratará mal a nosotros (Versículos 33-35).
  • El perdón trae paz, gozo y unidad.

 

PARA MEMORIZAR

Mat 6:14  Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas,  os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;

Mat 6:15  más si no perdonáis a los hombres sus ofensas,  tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

 

MINISTRAR

Todos los niños deben pasar al frente cuando el maestro haga el llamamiento.

  • Los niños deben pasar al frente y pedir perdón a los que han ofendido.
  • Pedir perdón al Señor porque tienen deudas que pagar como: respeto a los padres, honra a los padres, respeto a hermanos, etc.
  • Los niños deben perdonar a los que les han ofendido, no importa lo que les hayan hecho.
  • Cantar con ellos:

 

MI REDENTOR

 

Mi redentor murió por mí

En una cruz me redimió

En una cruz me perdonó

Hoy salvo soy, al cielo voy

 

Su nombre es Jesús Mesías/////

 

Su nombre es

Su nombre es

Su nombre es

Jesús mesías

 

DINAMICA - PIO – PIO

Con esta dinámica deben formar grupos. El objetivo es discutir entre los grupos que  aspectos de la vida o conductas deben perdonarse. Luego cada grupo expone sus conclusiones. Orar unos por otros. El maestro debe tomar en cuenta lo que el Señor enseñó: hay que perdonar toda ofensa y todas las veces que sean ofendidas las personas.

 

Una actividad maravillosa para grupos grandes (15 o más). Todos cierran los ojos y el monitor murmura a uno o una. "Tú eres papá o mamá gallina". Ahora todos/as empiezan a mezclarse, con los ojos cerrados. Cada uno/a busca la mano de otro u otra, la aprieta y pregunta: "¿Pío - pío?". Si el otro también pregunta "¿Pío - pío?" se suelta de la mano y siguen buscando y preguntando, aparte de la mamá o el papá gallina que mantiene siempre silencio. Cuando una persona no le contesta; ésta sabe que ha encontrado a papá o a mamá gallina y se queda atrapado de la mano guardando silencio. Siempre que alguien da con el silencio (ahora dos personas se quedan atrapados formando parte de ellos. Si alguien encuentra unas manos cogidas y silencio, puede entrar a formar parte del grupo. Pronto se oirán menos "Pío - pío" hasta que todos estén atrapados. Luego el responsable les dirá que abran los ojos. Siempre causa sorpresa y risa.

Comentar este post