LA SANIDAD DEL PARALITICO

Publicado en por HECTOR A. HUINAC CARDONA

 

CITA BASE:

Hechos 3:1-16

 

INTRODUCCION

Todos tenemos necesidad de ser sanados en diferentes áreas de nuestra vida. Las enfermedades nos paralizan y no podemos ya más hacer algo para el Señor. Pero si nos mantenemos en el lugar correcto, aunque sea con el auxilio de otros que nos invitan o llevan debemos perseverar, que un día el Señor se apiadará de nosotros y seremos sanos. Esta lección se aprende con la vida del paralítico que se mantenía en una de las puertas del Templo. Veamos:

 

HISTORIA BIBLICA

Hch 3:1 Un día, como a las tres de la tarde, Pedro y Juan fueron al templo. A esa hora los judíos acostumbraban orar. 2 Todos los días, un hombre que nunca había podido caminar era llevado a una de las entradas del templo, conocida como Portón Hermoso. Ese hombre pedía limosna a la gente que entraba en el templo. 3 Tan pronto como ese hombre vio a Pedro y a Juan, les pidió dinero. 4 Ellos lo miraron fijamente, y Pedro le dijo: «Préstanos atención.» 5 Aquel hombre los miró atentamente, pensando que iban a darle algo. 6 Sin embargo, Pedro le dijo: «No tengo oro ni plata, pero te voy a dar lo que sí tengo: En el nombre de Jesucristo de Nazaret, te ordeno que te levantes y camines.» 7 Enseguida, Pedro lo tomó de la mano derecha y lo levantó. En ese mismo instante, las piernas y los pies de aquel hombre se hicieron fuertes 8 y, de un salto, se puso en p

 

ie y empezó a caminar. Sin más, entró en el templo con Pedro y Juan, caminando y saltando y alabando a Dios. 9 Todos los que lo veían caminar y alabar a Dios estaban realmente sorprendidos, pues no entendían lo que había pasado. Sabían, sin embargo, que era el mismo hombre que antes se sentaba a pedir dinero junto al Portón Hermoso. 11 Sin separarse de Pedro ni de Juan, el hombre siguió caminando. La gente corrió asombrada tras ellos hasta otra entrada, conocida como Portón de Salomón, y los rodeó. 12 Al ver eso, Pedro les dijo: «Amigos israelitas, ¿qué les sorprende? ¿Por qué nos miran así? ¿Acaso creen que nosotros sanamos a este hombre con nuestro propio poder? 13 Nuestros antepasados Abraham, Isaac y Jacob adoraron a Dios. Y ese mismo Dios es quien nos ha enviado a Jesús como Mesías, y nos ha mostrado lo maravilloso y poderoso que es Jesús. Pero ustedes lo entregaron a los gobernantes romanos, y aunque Pilato quiso soltarlo, ustedes no se lo permitieron. 14 »Jesús sólo obedecía a Dios, y siempre hacía lo bueno. Pero ustedes lo rechazaron y le pidieron a Pilato que dejara libre a un asesino. 15 Fue así como mataron a Jesús, el único que podía darles vida eterna. Pero Dios ha hecho que Jesús resucite, y de eso nosotros somos testigos. 16 »Nosotros confiamos en el poder de Jesús; y como todos ustedes vieron, esa confianza es la que ha sanado completamente a este hombre.

 

HACER ENFASIS

  • Que el hombre que estaba enfermo necesitaba ser trasladado al templo.
  • El paralítico tenía una enfermedad incurable.

     

  • Que no hay nada imposible para el Señor, El todo lo puede sanar.
  • Los ministros o pastores de la iglesia pueden orar por sanidad. Son los instrumentos de Dios para llevar el poder de Cristo Jesús al necesitado.
  • Lo más importante es la sanidad del creyente que el recibir dinero, oro o plata.
  • Que debemos estar en el lugar correcto, y ese lugar es la iglesia y perseverar allí que un día el Señor nos sanará porque Él es nuestra esperanza gloriosa.
  • Mostrar que la sanidad del alma trae fruto, porque se alaba y adora al Señor con toda libertad (saltos), con júbilo y con gozo.
  • Por la muerte de nuestro Señor Jesucristo nosotros alcanzamos la bendición de ser sanados de todas nuestras enfermedades y dolencias.

MEMORIZAR

Isaías 53.1-5; recordar que el maestro debe estar preguntando siempre por

 

 esta cita ya memorizada en las lecciones siguientes para asegurarse que se ha retenido la palabra.

 

MINISTRACION

  • Orar por los enfermos.
  • Alabar a Dios, con fuerza, con júbilo, con danza, con saltos etc. Porque El nos ha sanado aún de enfermedades que no conocíamos.

RETROALIMENTACION

Formar grupos como mínimo, de cinco personas y que dramaticen la historia que se les narró. A los niños más pequeños se les puede dar un dibujo u otra tarea que se considere necesaria.

 

DE LA MANUALIDAD

Pegar en la pared del aula, todos los trabajos hechos a fin de exhibirlos. No decir cuál es el mejor ni mucho menos decir cuál es el peor… Recordar que todos los niños son creativos, y trabajan de acuerdoa su capacidad y  a la percepción que tengan de las cosas.

 

 

0031.JPG

Comentar este post